Dos coliseos y un  estadio afectados por terremoto

En los reportes oficiales de quienes hacen el levantamiento de
información de los daños provocados por el terremoto de magnitud 7.8 grados en
la escala Richter, del pasado 16 de abril, no están incluidos los escenarios
deportivos.

El más reciente ‘corte’ detalla que 75 unidades educativas fueron afectadas,
1.276 casas se destruyeron; 3.510 quedaron afectadas e incluso dos de seis
estructuras privadas y una pública deterioradas por el violento movimiento.

En la lista no consta el coliseo Nubia Villacís, donde una pared cerca del
lugar de entrenamiento de los niños y niñas de tae kwon do colapsó. En el mismo
escenario deportivo, construido originalmente para básquetbol, también se
evidencian fisuras en otros tramos de la estructura insigne de Esmeraldas.
Inspección

En el ya deteriorado coliseo Ricardo Plazas Bastidas, ubicado también al
interior de la urbe, presenta daños en su techado. El colapso de una parte de
la cubierta deja expuestos a la lluvia a los tatamis y colchoneta donde
entrenan los judocas de Esmeraldas. En el sitio se formó el medallista
Panamericano, Andrés Montaño.

Donde también se evidencian afectaciones es el estadio Folke Anderson, donde se
disputan los partidos de diferentes categorías, entre ella la de Segunda que
organiza la Asociación de Fútbol de Esmeraldas (AFE) con el aval de la
Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

La FEF envió luego del terremoto al consultor en ingeniería de estructuras, Eduardo
Izurieta, para que elaborara y presentara un informe que confirme si el
escenario presta las garantías para recibir a los cerca de 15 mil hinchas que
pueden ingresar al coloso.

Caen luminarias

Al escenario deportivo, que el 5 de agosto cumple 60 años de inaugurado, se le
implementó en su momento cuatro torres de iluminación para los partidos
nocturnos, los cuales han sido esporádicos, más bien son encendidas para
espectáculos ajenos al deporte.

El terremoto provocó que varias de las luminarias cayeran abruptamente, por lo
que uno de los residentes encargados de la seguridad y mantenimiento del
estadio, ubicado en las calles 6 de Diciembre entre Juan Salinas y Quito,
sugiere retirar o mejorar la cimentación de las cuatro torres para evitar
desgracias. 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − dos =