Diez años de gobierno, ni una obra deportiva

La
ciudad de Esmeraldas no recibió una sola obra deportiva en los 10 años de
gobierno del Presidente saliente.
“Definitivamente los esmeraldeños seguimos relegados en el campo
del deporte; está demostrado que la promesa que hicieron las autoridades a
inicios de este año de atender los tres escenarios, se la hizo en plena campaña
electoral, con la finalidad de captar votos”, es el criterio de Johnny
Rodríguez Quiñónez.

Sus palabras fueron la respuesta al requerimiento de Diario La Hora, sobre el
estado en que se encuentra el complejo deportivo Homero López Estupiñán de San
Rafael, que, a pesar de las promesas de la Ministra de Deportes de proceder a
su remodelación, no se ha colocado una sola piedra.

Rodríguez es ingeniero civil, fue basquetbolista y futbolista, mira con
preocupación que en la ciudad de Esmeraldas no haya escenarios dignos donde
practicar el deporte, en contraste con lo que sucede en otras provincias del
País.
Cantera viva
Considera, además, que no es un simple slogan, es la verdad, Esmeraldas sigue
siendo la cantera de los mejores futbolistas del Ecuador, sin embargo, no hay
la reciprocidad de parte de los organismos estatales para dotarla de escenarios
deportivos.
En el ámbito deportivo se lo conoce por el trabajo que realiza con los niños y
jóvenes de la ribera del Esmeraldas y de los barrios marginales de la ciudad.
Jéfferson Pacho Angulo, critica a los organismos del Estado por la no
construcción de escenarios deportivos.
“Me preocupa que las autoridades nacionales y provinciales no tengan la visión
para comprender que muchos de los problemas sociales que ocurren en la urbe, se
deben a que los jóvenes no tienen donde recrearse, no hay espacios públicos
para practicar el deporte.
Pandillas juveniles
Se refirió al problema que se ha presentado en el barrio Universitario alto con
la formación de las pandillas juveniles, algo que se estaba erradicando en la
ciudad, pero que ahora han vuelto a aparecer.

Agradeció la decisión del actual Rector de la Universidad, que a pesar de la
oposición de varias personas les ha permitido entrenar en la cancha de césped
sintético, no como hicieron anteriores rectores que prefirieron cerrar la
cancha que había en el lugar y destinarla para un parqueadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 19 =