Colchonetas por dañarse’

Una
persona vinculada al deporte de la lucha en Esmeraldas, que pidió no ser
identificada, dijo que siguen igual que antes, “cuando llueve todo se moja, las
colchonetas tenemos que alzarlas porque se van a podrir. Aquí hay una pared que
nos da miedo arrimarnos a ella por temor a que nos caiga encima”.

Las expresiones anteriores desnudan la realidad del coliseo menor Ricardo Plaza
Bastidas, cuyo arreglo fue una de las obras ofrecidas por el Gobierno Nacional,
cuando Pamela Ortiz fue nombrada como Ministra de Deportes.

Con respecto a la ninguna ejecución de trabajos en ese escenario, el presidente
de la Federación Deportiva, Jorge Hurtado Roa, reconoció que es así, “nada se
ha hecho, nos apena decirlo, a la vez que nos preocupa”.
Lo ofrecido

En el coliseo Ricardo Plaza Bastidas las autoridades dijeron que se iba a hacer
el cambio total del techado, arreglos internos de los camerinos y baños, al
igual que la mampostería. El parquet que está en el coliseo Nubia Villacís Díaz
se ubicaría en ese coliseo.

“Los trabajos en estos dos últimos escenarios serán concluidos en mayo,
únicamente falta superar ciertos aspectos legales para que el Ministerio de
Deportes, por administración directa, comience a trabajar”, expresó Hurtado en
su oportunidad.

De todas las obras ofrecidas solo avanzan las del coliseo Nubia Villacís Díaz donde
se realiza la construcción de un reservorio en la parte posterior para retener
las aguas que bajan desde las lomas.

Paralelamente con lo anterior se construyen canales laterales para evacuar el
agua detenida y evitar que penetre al interior del escenario, con lo cual se
terminará con el humedecimiento de los graderíos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 7 =